Yo era de esas personas que pensaba que la risoterapia no tenía realmente el valor terapéutico que le otorga la palabra, que sería un invento más de moda que pasaría con el tiempo por su ineficacia… Como psicóloga, en la carrera la habían mencionado de pasada en alguna ocasión como terapia alternativa y nunca me llamó la atención. Razón por la que me sorprendió cuando en mi centro varias personas entraban demandando dicha terapia.
Tal fue la cuestión que a pesar de mi poco convencimiento, decidí formarme como risoterapeuta y dar respuesta a esa demanda…
Bueno, pues en dos horas con Pepa (una mujer de la que podría escribir otra hoja entera), todos mis esquemas se derrumbaron! Me vi envuelta en un ambiente mágico que nunca en la vida pensé que la risoterapia pudiera crear. Sin darme cuenta me encontré inmersa en un estado de placer, de relajación, de diversión. ¡Todo fue una gran sorpresa! Ver como la risa unía incluso a las personas más opuestas y desconocidas… cuando ríes con otra persona, toda barrera desaparece! Tras cada taller parecía que las preocupaciones hubieran perdido fuerza y salía en un estado que me permitía afrontarlos uno a uno de manera más objetiva.
Lo que en principio iba a ser una “obligación” se convirtió en una necesidad, una satisfacción. No me pesaba ir de Irún a Pamplona porque sabía que ese fin de semana de taller me suponía el equivalente a una semana de vacaciones. Mente despejada, positividad, flexibilidad, creatividad, improvisación, ganas de reír, de luchar y de hacer frente a todo cuanto viniera a lo largo de la semana.

Todo de la mano de la maravillosa Pepa, sin la cual esto no hubiera sido posible.

Desde entonces, no solo imparto yo sesiones de risoterapia, sino que animo a todo el mundo a probar la experiencia aunque solo sea una vez en la vida. A mí por lo menos, me supuso un nuevo aprendizaje, no solo a nivel profesional y educativo, sino también a nivel personal.
¡¡Gracias de corazón!!

YOANA

“Mi experiencia en Enari se puede definir como extraordinaria tanto a nivel profesional como personal.

A nivel profesional ha supuesto para mí un aprendizaje útil y de calidad, que he tenido la oportunidad de aprender de la manera más divertida y más profesional posible gracias al gran hacer de Pepa Marianas.

A nivel personal, la experiencia aún hoy me sigue sorprendiendo en forma de carcajada a media tarde o de sonrisa al caminar.

En definitiva, recomiendo ENARI por su nivel de profesionalidad, por sus formas dulces, pacientes y respetuosas; sus maneras sencillas, su flexibilidad, sus contenidos de calidad y, cómo no, por lo que supone experimentar un taller de Risoterapia dirigido por una profesional del buen humor como es Pepa, tanto por su formación como por sus años de experiencia teatral, terapéutica y asistencial, que perfilan sus talleres.

Enhorabuena por tu trabajo y gracias Pepa.”

PATRICIA

Escuché a Pepa Marianas hablar en la radio sobre la Risoterapia, algo que no conocía. Me interesó y me informé; a partir de ahí fue un antes y un después en mi vida.

Me cambió a nivel personal de una forma muy profunda, me ayudó a crecer y ver la vida desde una perspectiva que no imaginaba.

Aprendí a desdramatizar y darle importancia sólo a las cosas que realmente la tenían.

Me acercó de una forma preciosa a la humanidad de la gente que iba conociendo y me ayudó a darme cuenta de lo poco que se necesita para ser feliz.

Ahora soy monitora y soy capaz de guiar mis propios talleres de Risoterapia y no sé explicar lo gratificante que es ver cómo la gente se va abriendo y sintiendo mejor poco a poco, ¡cómo les va cambiando hasta la expresión de la cara!…. ¡Es precioso!.

SARA

Yo me llamo Esther y me he hecho monitora de Risoterapia en la Escuela ENARI y puedo decir alto y claro que ha sido una experiencia muy, muy, muy especial … con una gran profesora y unos compañeros maravillosos. Animo a que viváis la Risoterapia porque os va a sorprender y a llenar de felicidad…. Gracias, gracias,  gracias.

ESTHER

La calidad humana, es lo mejor que me he encontrado.

¡¡ Recomiendo a ENARI, sin lugar a dudas!!

NATIVIDAD

Estimulacion

Naturalidad

Aprendizaje

Risas

Inolvidable

ENARI

Moraleja: No te lo pierdas 🙂

AITOR

Qué decir de la increíble Pepa Marianas?

Había tenido algún contacto con la Risoterapia antes pero cuando la conocí a ella, conocí en profundidad toda la magia de la Risa, cada entresijo de sus beneficios y la visión de vida que aporta.

Alimenta y nutre en todos los sentidos, y cada experiencia con la Risoterapia me lleva a convencerme más y más de que es algo que quiero seguir descubriendo y practicando.

Espero poder guiar en un futuro a otras personas en esta bonita y enriquecedora aventura que es la risa. ¡¡ Gracias ENARI, Gracias Pepa!!

MARÍA

Mi experiencia en ENARI ha sido y sigue siendo enriquecedora mental y emocionalmente.

He percibido mayor fluidez en mi vida cotidiana conmigo misma y con los demás, aumento de la alegría y el buen humor.

Un placer para los sentidos en los talleres en grupo que he participado, en un ambiente que propicia la Directora de desarrollo afectivo saludable, alegre, divertido, creativo y amoroso.

VICENTA

He tenido la satisfacción y el placer de formarme en la Escuela Nacional de Risoterapia, ENARI. Quiero destacar la gran profesionalidad de sus docentes, los cuales transmiten inmediatamente que su tarea es vocacional.

La directora, alma de la escuela, hace de ENARI un espacio fundamental, a todos aquellos interesados en iniciarse en la camino de la Risa como terapia de mejora en sus vidas.

Cada uno aportamos al mundo nuestro “poquito” de marvilloso,  gracias Pepa por tu gran aportación.

YOLANDA

Para mí hacer el Curso de Monitor de Risoterapia me ha dado la posibilidad de redescubrir mi risa, mis ganas de reír y conectarme con el otro, riendo juntos. Realmente es un curso maravilloso. Y la Directora de la Escuela, una persona muy comprometida y cualificada.

Espero que cada vez seamos más personas compartiendo risas.

SARA Z.

“Conocí la Risoterapia a través de mi chica. Ella estaba pasando un momento complicado. Justo en ese momento de frustración, escuchó en la radio a Pepa Marianas, la directora de ENARI, y desde el primer momento le sedujeron sus palabras. Así que no lo dudó, se puso en contacto con ella y ahí empezó su andadura con la Risoterapia. Desde entonces vive la vida de una manera mucho más positiva, me encanta verla contenta. Terminó toda la Formación y ahora es una Monitora de Risoterapia estupenda. Ha dado ya varios talleres y puedo certificar que lo hace muy pero que muy bien.
Yo nunca me había planteado hacer Risoterapia, pero al verla a ella tan entusiasmada, la acompañé a un taller que hizo Pepa en Vitoria y me encantó. Me decidí a hacer un Módulo y finalmente me enganchó y poco a poco voy haciendo todos. Cada Módulo es mágico. Se viven momentos preciosos. Notas la energía, la positividad, los beneficios de la risa y es precioso ver la cara iluminada de alegría de los diferentes compañeros que te vas encontrando en ese camino de la risa.
Pepa Marianas es muy buena profesora y conduce los Módulos de una manera extraordinaria. Debo decir lo mismo de Fernando y Jesús a los que tuve el gusto de conocer, profesor de Danza Creativa y colaborador en Yoga de la Risa respectivamente.
¡¡¡El mundo necesita más Risa!!! ENARI y la Risoterapia es una bonita forma de expandirla!”

MERCHE O.